free bootstrap template

Interviews

Entrevista.

Periódico Siglo21. Nueva Inglaterra,
EE. UU.

Animales Surrealistas. Por Francisco Puñal Suárez



Al diseñador e ilustrador argentino Juan Carlos Federico siempre le gustó imaginar y materializar artefactos.


Su obra es una muestra sobresaliente del valor del talento artístico latinoamericano.


En mi niñez, -dice Juan Carlos- pasaba tardes completas en una casona abandonada, que había sido de mi abuelo. Allí había un gran taller de carpintero derruido por los años. Y yo fabricaba objetos con maderas y latas. Algunos eran simples espantajos y otros intentaban cumplir alguna función menor, como transportar una bolita mediante canaletas. Creo que ese debe ser el origen lejano de la gratificación que hoy me produce crear digitalmente estos seres ensamblados con partes de otros objetos –expresa sobre los “animalitos” que llama Restatos, y que hoy presentamos en esta sección.


El diseño gráfico, una carrera que estudió en la Unversidad de Buenos Aires, es su pasión y delirio.


Siendo profesor de Diseño en la UBA, Juan Carlos realizaba trabajos prácticos donde sus alumnos tenían que componer un personaje a partir de retazos de fotos, con la condición que no hubiese rastros físicos del personaje original. Ese método lo ha continuado aplicando en su obra, que siempre sorprende a sus admiradores.


Yo no sé dibujar –expresa Juan Carlos. No boceto. Pero cada falencia hace que uno desarrolle otra fortaleza para compensarla. Así como el ciego aguza el resto de sus sentidos, yo fui aprendiendo a componer partes de fotos y texturas para expresarme gráficamente y compensar mi falta de capacidad para dibujar y bocetar. Esto ha derivado en un método: Escribo breves guiones sobre mis ideas. Siempre texto, nunca un diagrama o algo que se le parezca. Luego salgo en busca de las partes de mi Frankenstein. El procedimiento para llegar a la pieza final se parece mas al trabajo de un escultor que al de un dibujante. Parto de un amasijo de objetos y dejo que sus formas me vayan guiando. Las formas saben.


Todo lo que muestro hasta el momento –añade- tiene la misma factura. Parto de retazos de fotos, en su mayor parte tomadas con un fin definido. Pero en otros casos utilizo fragmentos de fotos preexistentes. Luego recorto, manipulo y compongo digitalmente las partes en Photoshop. Aunque hay otra serie que algún día verá la luz como objetos escultóricos, corpóreos. Para este fin, momentáneamente, estoy fotografiando y clasificando piezas metálicas de descarte del taller mecánico de mi suegro. Cada pieza fotografiada la conservo en un cuarto donde se acopian desechos, en el mismo taller. Con las partes fotográficas (mantenido las escalas reales) estoy creando objetos escultóricos, parecidos a los actuales, pero estos tienen un singularidad. Mantienen la esperanza que algún día yo aprenda a soldar y les de vida mas allá del reino de los pixeles.


Juan Carlos, desarrolla actualmente un nuevo proyecto: Colección Impostores, una serie de 6 libros infantiles, dedicados a personajes que toman “prestadas” las personalidades de famosos cientificos y artistas de la historia. El primero está dedicado a Charló Arwin en una versión absurda e inverosimil de Charles Darwin. Pretendo motivar a los pequeños lectores para que investiguen sobre el verdadero legado de su obra –finaliza.