bootstrap button

Interviews

Entrevista.
Astrum People,

EE. UU.

AP: ¿Cuándo comenzaste a descubrir tu pasión por el arte?

De pequeño me gustaba mucho imaginar y materializar artefactos. En mi niñez, pasaba tardes completas en una casona abandonada, que había sido de mi abuelo y se comunicaba con mi casa por los fondos. Había un gran taller de carpintero derruido por los años en el que fabricaba artefactos con maderas y latas. Algunos eran simples espantajos y otros intentaban cumplir alguna función menor, como transportar una bolita mediante canaletas. Creo que ese debe ser el origen lejano de la gratificación que hoy me produce crear estos seres ensamblados con partes de otros objetos.


AP: ¿Piensas que siempre fuiste creativo, o es algo que descubriste más tarde en la vida?

Siempre soñé ser creativo, pero nunca imagine que lo aplicaría a alguna disciplina relacionada con la comunicación visual. Yo relacionaba la creatividad con las ciencias duras. Estudié Física en la Universidad de Buenos Aires y en simultáneo comencé la carrera de Diseño Gráfico, buscando una salida laboral rápida para mantener mis estudios en Exactas. Luego, el tiempo me llevo a decantarme por el diseño y la ilustración, algo que hoy me apasiona. Creo que se puede ser creativo en cualquier orden de la vida. Es sólo una cuestión de actitud frente a la realidad establecida.


AP: ¿Qué te inspira a diario?

La aventura de descubrir algo nuevo. La mayor parte del tiempo me veo a mi mismo reciclando soluciones anteriores para nuevas problemáticas. Pero cada día, cada nuevo proyecto, representa una oportunidad única para volver a decir "Eureka".


AP: ¿De qué género son tus obras? Por favor, cuenta a nuestros lectores acerca de los géneros que has explorado. ¿Has tenido alguna dificultad?

Me resulta difícil poner etiquetas de genero a mi obra. Como alumno, como profesor, como investigador, he dedicado bastante tiempo tratar de encuadrar en géneros a los grandes maestros. Tal vez hay que hacer eso –desmenuzar y etiquetar– para entender la obra de otro. Respecto de mi propia obra, me cuesta encuadrarla. Simplemente sigo ensayando: Una ilustración que elaboré como parte de una campaña para el mercado de consumo, hoy la estoy transformando en una escultura corpórea. También estoy desarrollando algunas animaciones de una serie de esculturas digitales que inicié hace un año, pensadas con imágenes estáticas. Por el momento sólo me preocupa producir, sin condicionantes ni especulaciones. Si algún día, algo de esto trasciende, que algún otro se ocupe de etiquetarlo.


AP: ¿Qué tipo de equipamiento y técnicas utilizas?

Yo no se dibujar. No boceto. Pero cada falencia hace que uno desarrolle otra fortaleza para compensarla. Así como el ciego aguza el resto de sus sentidos, yo fui aprendiendo a componer partes de fotos y texturas para expresarme gráficamente y compensar mi falta de capacidad para dibujar y bocetar. Esto ha derivado en un método: Escribo breves guiones sobre mis ideas. Siempre texto, nunca un diagrama o algo que se le parezca. Luego salgo en busca de las partes de mi Frankenstein. El procedimiento para llegar a la pieza final se parece mas al trabajo de un escultor que al de un dibujante. En Photoshop, parto de un amasijo de objetos y texturas y dejo que sus formas me vayan guiando. Las formas saben. El software... it's only Photoshop, but i like it ;)


AP: ¿Tienes algunos logros para contarnos?

Hace mucho que soy diseñador gráfico, he ganado algunos premios y he desarrollado varios proyectos de identidad corporativa. En la ilustración todo es nuevo para mi. Cada proyecto es un gran logro. En este momento estoy ilustrando libros y campañas publicitarias para USA, México, Canadá, Sud Africa, España, Chile y Argentina, todo en simultáneo. Nunca había realizado tanto trabajo en simultáneo y comienzo a quedar satisfecho con algunos resultados. Siento esto como mi mayor logro, aunque no sea tan rimbombante como los premios.


AP: ¿Cuál es tu meta profesional? ¿Qué haces para alcanzarla?

No me planteo un objetivo final. Disfruto del azar de los desafíos que la cotidianidad impone. Aveces me dejo llevar por un buen viento y otras decido luchar contra la corriente. He puesto proa hacia distintos horizontes, más de una vez. Pero apenas se avista tierra firme, uno comienza a soñar con la próxima frontera. Creo que la pulsión de vida es mas inherente al desafío de la búsqueda, que al hallazgo del objetivo. Llegar a una respuesta es gratificante, pero lo que me mantiene vivo es la pregunta que marcó el rumbo.


AP: ¿Alguien te da apoyo en tu proceso creativo?

Mi esposa y mis hijos. Con Joaquín, mi hijo mayor, ya comparto algunos momentos en el estudio. El opina sobre todo lo que hago y participa de una u otra forma. Se que este momento con él será irrepetible.


AP: ¿Qué consejo le puedes dar a nuestros lectores?

Citaré a Shigeo Fukuda. Ya siendo reconocido como uno de los mas grandes exponentes del cartelismo del siglo XX, en una conferencia que dictó en la Universidad de Buenos Aires, dijo: "Si no estoy conforme con el afiche que diseñé, entonces diseño cien afiches". La grandeza se suele alcanzar desde la perseverancia y la humildad.


AP: ¿Le gustaría desear algo para nuestros lectores?

Vuelvo a citar: "¡Que la inspiración te encuentre trabajando!", Pablo Picasso.


Ver la entrevista en: Astrum People