web page design software

Interviews

Entrevista.

Jugo de Naranja,
Chile

Desde el otro lado de la cordillera conocimos el trabajo de Juan Carlos Federico. Nos cuenta acerca de lo que le inspira para encontrar las ideas de sus piezas gráficas, sus técnicas y de lo que quiere lograr con ellas. Sin lugar a dudas posee un sello propio que quiso compartir con nosotros.


–¿Qué mensaje quieres entregar con tu arte?

Espero que cada pieza tenga su propio mensaje. Por ahora no me interesa indagar si existe alguna idea que atraviesa horizontalmente toda mi obra.

El mensaje siempre estará determinado por la función comunicacional de cada pieza. Si es una obra artística donde sólo intento expresarme, entonces yo elijo a mi público y pretendo que ellos reconstruyan algo, que no necesariamente es lo que “leo” yo. 

En cambio si la pieza se origina como encargo de un comitente para ilustrar determinada situación literaria o publicitaria, el mensaje está acotado previamente. La obra debe colaborar en la construcción del objetivo comunicacional. Aunque no por eso debe ser lineal, literal, redundante u obvia. Cuanto menos superficial, mejor.

Me inscribo en la escuela que cree fervientemente que el mensaje es una resultante que tiene infinitas reconstrucciones, una en cada lector. Lo importante es tomar las riendas para que esta reconstrucción no se dispare a umbrales inesperados con consecuencias anodinas o contraproducentes.


–¿Qué técnicas usas?

Yo no se dibujar. No boceto. Pero cada falencia hace que uno desarrolle otra fortaleza para compensarla. Así como el ciego aguza el resto de sus sentidos, yo fui aprendiendo a componer partes de fotos y texturas para expresarme gráficamente y compensar mi falta de capacidad para dibujar y bocetar. Esto ha derivado en un método: Escribo breves guiones sobre mis ideas. Siempre texto, nunca un diagrama o algo que se le parezca. Luego salgo en busca de las partes de mi Frankenstein. El procedimiento para llegar a la pieza final se parece mas al trabajo de un escultor que al de un dibujante. En Photoshop, parto de un amasijo de objetos y texturas y dejo que sus formas me vayan guiando. Las formas saben.


–¿Qué te motiva a crear?

Crear es parte de la naturaleza del hombre. Algunos tenemos la fortuna de lograr el sustento, disfrutando de este acto, tan inherente al ser humano como la propia razón. No sólo espero ser creativo al desarrollar una pieza de diseño o una ilustración. Espero y disfruto ser creativo en la vida cotidiana.


–¿Dónde buscas inspiración? ¿A quién admiras?

Para no ser tan insulso y decir que me inspiran hasta los garabatos que hace mi hija más pequeña, te diré que me ha marcado a fuego la “Escuela de Cartelismo Polaco” todos aquellos Maestros terminados en “wski”, como Mieczyslaw Gorowski, por ejemplo. Aunque no descarto a un Roman Cieslewicz, o a un Wiktor Gorka, porque el apellido los excluya de la arbitraria, pero abarcativa segmentación que acabo de hacer…

Aunque en realidad, mas que la plástica, me ha inspirado cierta literatura: Régis Debray, Baudrillard, Barthes. ¿Demasiado acento francés? tal vez… Y vos dirás, pues no se ven en tu obra! Yo tampoco los veo ahí, pero siempre están en la trastienda.


–¿Qué esperas de aquí a un tiempo más? Que te gustaría estar haciendo y dónde.

Desde que inicié mi carrera profesional me dedique al Diseño de Imagen Corporativa y al Diseño Editorial. Ahora quiero ilustrar, un poco de capricho, otro poco de pulsión. Creo es el momento. Y sin renegar del diseño, ni dejarlo atrás (me apasiona y vivo de eso) me estoy dando cada vez mas tiempo para mis ilustraciones. En lo inmediato, libros: uno terminado, otros en proceso. Pero en el corto plazo quiero comenzar a dedicarme a la ilustración para la comunicación publicitaria.

Por lo pronto ya he realizado las primeras: Una campaña gráfica para Metlink, el transporte público de Australia (Melbourne). La campaña de navidad para Volkswagen de España que me encargó la Agencia DDB de Barcelona y algunas otras no tan rimbombantes pero que he disfrutado muchísimo. Ahora sólo espero poder insertarme cada vez más en este mercado.


–¿En que estás trabajando actualmente?

Ademas de mis tareas cotidianas para mis clientes, estoy publicando online un proyecto propio: la historia de Charló Arwin y “El verdadero origen de las especies”. Arwin narra una versión ingenua y por momentos sarcástica de la popular teoría de la evolución. Las redes sociales me permiten interactuar con los lectores, quienes, con sus comentarios y pedidos enriquecen o dan nuevos giros a las historias.